El Centro Español de Logística presenta la Guía de Iniciativas para la Mejora del Impacto Ambiental de las Operaciones Logísticas y de Transporte

Lunes, 22 Octubre, 2012

El Centro Español de Logística presentó el pasado 17 de octubre, durante la celebración en Madrid de la feria Logistics 2012, la nueva Guía de Iniciativas para la Mejora del Impacto Ambiental de las Operaciones Logísticas y de Transportes, editada con el Ayuntamiento de Coslada, y con la colaboración de AENOR Y Barloworld Logistics.

 

Ramón García, Director de Innovación y Proyectos del CEL, hizo un recorrido por los principales focos de impacto ambiental que existen en la cadena de suministros y analizó las principales iniciativas que existen para reducir el impacto ambiental y mejorar la eficiencia de las actividades logísticas y que pasan por un uso intensivo de la tecnología, la creciente externalización de las actividades logísticas como decisión estratégica, el desarrollo de la colaboración entre los agentes de la cadena, la introducción de nuevos conceptos de reaprovisionamiento, el uso de alternativas al transporte de mercancías por carretera, la aparición de nuevos conceptos de entrega de mercancías, la aplicación de principios de ahorro, eficacia y gestión energética y el lean thinking.

 

Tras él, José Magro, Gerente de Medio Ambiente de AENOR, pasó a analizar los motivos que llevan a las empresas a implementar medidas del control del impacto ambiental de sus actividades para, a continuación, describir los métodos de control de la huella de carbono y verificación de las emisiones a través de la implantación de normas internacionales.

 

Finalmente, Pablo Bengoa, Director General de Barloworld Logistics Iberia, describió las iniciativas de sostenibilidad emprendidas por Barloworld en la gestión ambiental de la cadena de suministro, con especial atención a las emisiones del transporte, la aplicación de estándares de excelencia, la participación de proveedores y colaboradores en este tránsito hacia un transporte más ecológico y la planificación para un cambio real, principalmente, mediante la creación de una herramienta de software a medida que calcula la huella de carbono de la cadena de suministro y proporciona la configuración óptima teniendo en cuenta los costes, los niveles de servicio y las emisiones contaminantes, así como a través de una planificación estratégica de las operaciones global y responsable con el medio ambiente.